Preciosa Razón

9.3.06


Tarde o temprano nos llega el fin. Siempre terminamos, bien o mal pero terminamos.

Ella nació creyendo en su belleza. Sabiendo que en algún momento seria utilizada para crear un sentimiento, ¿seria amor, culpa, tristeza…? El futuro se tornaba incierto, pero bien sabia que algún día seria deseada por algún alma que la necesitara.

A los pocos días, cuando aun era pequeña, fue llevada a la capital. Necesitaba sacar lo mejor de si misma para llamar la atención de algún buen cliente; era única, por eso preferían ponerla a la venta sola, lejos de las demás para que ninguna otra opacara su belleza.

Una tarde lluviosa, llena de melancolía, paso por el negocio un hombre guapo, inflado de pura tristeza, buscando algún tipo de consuelo. Se la llevo, pues tal era su hermosura que era imposible tratar de obviarla; y ella siempre dando lo mejor de si.

El hombre guapo, inflado de pura tristeza, la conducía a un lugar lejano, solitario, lleno solamente de vació. Solos los dos se encontraron en se fúnebre lugar, ella no entendía porque la llevaría, tan bella a ese lugar.

Completando su tristeza con un poco de vergüenza, le confesó, que la necesitaba, ¡si! La necesitaba para desquitarse con ella, para suprimir todo ese dolor y vacío que su amada había depositado en él al momento de abandonarlo, de dejarlo solo en este mundo. Y ella siempre tan hermosa, comprendió cual era su misión.

Bella, como siempre, dejó que la utilizara para cualquiera que fuera su propósito, sin pedirle explicación alguna. Pero él no se quedaría sin dársela, y así le explico que desde el primer momento en que la vio, le recordó a su bella mujer. Y que en nadie más que ella podría depositar tal sentimiento.

Así que con toda delicadeza que esta merecía, la recostó suavemente con sus delicados pétalos sobre la caja aún sin enterrar de su amada; diciéndole que en ella iba su entero corazón.

2 dicen:

Leo Cedrella dijo...

pobrecita, pobrecita... triste razón, amarga razón...

VIEJO TORREON dijo...

Realmente sos tan bueno en lo que haces y a la vez tan bella como ella,delicada, llena de suavidad y ternura.

Me encanta tu pensar, no lo dejes nunca.