un cafe, un deseo y el limón!

28.4.06

Un hombre descuidado, la característica general de él… zapatos desatados, una camisa casi transparente por el respectivo uso, y el jeans se queda corto de comentarios. Lo extraño era su rostro, fino casi como el de una mujer, la nariz más perfecta jamás vista, unos ojos que hipnotizaban y una boca roja como clavel.

Por su lado ella limpiaba una mesa recién abandonada, el trabajo de mesera no le agradaba mucho pues no le gustaba que los hombres la vieran como la veía ese… el de la esquina, el de la mesa cuatro.

Hoy de nuevo la llamo y ordeno lo mismo que venia pidiendo desde el día que la conoció: café con limón. Terminada la orden la chica se alejo, pues ya estaba harta de las interminables invitaciones a salir, aunque hoy no lo dejó decir más porque hoy él se veía diferente, tenía la mirada, esa mirada...

Pero hoy el hombre no se fue al terminar su café, se fue con ella, siguió sus pasos, y la chica no se los negó.

Ella lo dirigió a la calle más solitaria, y él no podía más con el deseo. Al fin del camino ella volteo su cuerpo hacia él, lentamente se acerco, juntó su nariz con la nariz más perfecta jamás vista y pregunto su nombre, el hombre demasiado maravillado contesto: Manuel… y ya no pudo hablar más, su pulso disminuyo, su corazón dejo de latir y él solo pudo oír: Manuel… tenes la mirada, esa mirada, de un hombre en su ultimo día de vida.

3 dicen:

Leo Cedrella dijo...

Menos mal yo nunca pido café con limón...

elpatojo dijo...

Coincido con leo.
Me gustó mucho. Totalmente abstraído en tus descripciones como si hubiera estado allí.
Salú!
elpatojo

Lu! dijo...

hay pero si el café con limón hace bien para el dolor de cabeza....=S